Museo de Las Encartaciones Logotipo Juntas Generales de Bizkaia

Mostrar

Patrimonio Conservado

Sagrario de la Iglesia de Santa María del Soscaño

sagrario

 

Sagrario

 

 

Autor: Desconocido

Cronología: Siglo XV

Procedencia: Iglesia de Santa María del Soscaño, Soscaño (Valle de Carranza)

Contexto histórico: La antigua iglesia de Santa María del Soscaño, en el valle de Carranza (Vizcaya) fue derruida en el año 1907. En su solar se levanta hoy en día una nueva iglesia neogótica. A principios del siglo XXI, en unas excavaciones arqueológicas realizadas, se encontraron restos de una necrópolis altomedieval y también aparecieron los fragmentos de una ventana de estilo prerrománico (que hoy en día se puede ver en su interior).

Remontándonos a los orígenes del Valle de Carranza, será a lo largo del medievo cuando se consolide el poblamiento y aparezcan los primeros concejos que, mediante sus asambleas, crearán el entramado político de Carranza. Las juntas de Carranza se celebrarían a la sombra de una encina plantada delante de la iglesia de Santa María de Soscaño. Dentro de esta iglesia estaban guardados los libros de cuentas. Después, en 1740 se construiría en el barrio de Concha la Casa del Valle, y las juntas pasarían a celebrarse allí.

El escritor carranzano Nicolás Vicario de la Peña, recogía esta vieja tradición en su libro El Noble y Leal Valle de Carranza:

“En época más remota, esas reuniones de los hidalgos y los escuderos y cuando el tiempo era bueno, acaso no se celebrarían en el atrio o pórtico del templo de Santa María de Soscaño, sino en el prado o coso inmediato a él y a la sombra de una corpulenta encina que, vetusta y hueca, se conservó hasta el último tercio del siglo XIX y a la cual los naturales de Soscaño asignaban setecientos años de vida y la estimaban de los tiempos en que se erigió la iglesia. Los ancianos que la conocieron decían que dentro de la encina cabían doce hombres sentados, lo cual da idea del gran diámetro del tronco, de su gran desarrollo y antigüedad”.

Por ello, se entiende que la Iglesia de Santa María de Soscaño ha sido desde sus orígenes un emplazamiento simbólico para las gentes de su valle, y esto podría justificar que a finales de la edad media, para guardar el Santo Sacramento ( pan y vino)  de esta iglesia, se utilizara un sagrario de semejante valor.

Asimismo, este sagrario aparece en la vidriera de la Casa de Juntas de Gernika representando a Carranza, junto a otros de  los monumentos más representativos de los distintos municipios de Bizkaia.

 

DescripciónLos sagrarios (también llamados tabernáculos o custodias), servían para guardar el Santo Sacramento ( pan y vino)  y se situaban junto al altar (situado este anexo al retablo) y a los pies del retablo. Los sagrarios estaban a veces integrados en el retablo. 

En el caso del sagrario de la Iglesia de Santa María del Soscaño, al tratarse de una pieza independiente, se la denomina como “sagrario exento”, por no formar parte de un conjunto. Este tipo de sagrarios, frecuentes durante el periodo gótico (etapa bajomedieval) especialmente en el norte de Europa, se colocaban sobre una columna llamada “torre eucarística”.

Concretamente, este está realizado en piedra tallada, en estilo hispano-flamenco (por las influencias estilísticas del gótico flamenco) y está formado por tres partes: el pie (parte baja), el cuerpo (parte central) y el chapitel (parte alta).

El pie está compuesto por una columna en forma de hexágono. El cuerpo está esculpido pero con el interior hueco para poder depositar el Santo Sacramento. En la parte baja hay varias decoraciones geométricas, y en la parte central del cuerpo, están esculpidas en tracería (decoraciones caladas en piedra) varios elementos vegetales que se repiten de manera geométrica. Al cuerpo le falta la puertecita, que probablemente sería de hierro forjado, con decoraciones y tendría una pequeña cerradura (aún se pueden ver los agujeros donde estaría encajadas las bisagras de la puerta).

Finalmente, se encuentra en la parte de arriba el chapitel (remate en forma de cono), que está labrado con decoración de vegetales.  La parte trasera del sagrario presenta la piedra sin labrar, lo que indica que fue diseñado para colocarlo contra una pared. 

Relacionados con este sagrario, se conocen en Bizkaia otros cuatro sagrarios exentos de la misma época, estilo y composición. Uno de ellos se encuentra en la Catedral de Santiago de Bilbao (aunque provenía de la parroquia de San Pedro de Mendexa), otros dos permanecen en su emplazamiento original, la parroquia de Santa María de Nabarniz y la Basílica de Begoña y el último pertenecería a la parroquia de Berriatua, aunque sólo existen referencias documentales al respecto.

Poco a poco, a partir del siglo XV el sagrario irá convirtiéndose en un elemento cada vez más importante, e irá ocupando el espacio central del retablo hasta convertirse en su elemento principal.

Tras la reforma litúrgica del concilio Vaticano II (entre 1962-65), el altar quedará independiente para poder celebrar la misa de cara a los fieles, pero el sagrario seguirá unido al retablo o se colocará en el presbiterio u otra capilla del templo. Por ello, los nuevos sagrarios son pequeños y sencillos, con forma de cofre o cajita con puerta frontal.

Técnica: Arenisca labrada

Materiales y soporte: Arenisca labrada (y probablemente hierro forjado)

Proceso de creación: El sagrario no está tallado en un único bloque de arenisca, sino que han sido talladas varias piezas por separado que después se han montado una sobre otra. Esto permitiría trabajar las diferentes partes en el taller, montarlas in situ en la iglesia y terminarlas de labrar allí. En cuanto a la puerta, se piensa que pudiera ser de hierro forjado con decoraciones como los sagrarios exentos vecinos del resto de Bizkaia. 

Es muy probable que estuviese policromado, al menos una parte de él, pero ha llegado hasta nosotros completamente limpio.

Estado de conservaciónEl sagrario se encuentra en un estado de conservación bastante bueno. La piedra se presenta firme, sin grandes afecciones, excepto alguna pequeña pérdida debido al paso del tiempo. En cuanto a la puerta del sagrario, ésta se halla extraviada.

 

Acceder a la galería