Museo de Las Encartaciones Logotipo Juntas Generales de Bizkaia

Mostrar

Patrimonio Conservado

Cántara de elecciones del concejo de Galdames

cantara

Autor: Pedro Ramón de Eguiarte

Cronología: 1764

Procedencia: Propiedad del concejo de Galdames

Descripción: La Cántara de elecciones del concejo de Galdames es un regalo otorgado por Joseph Antonio Martínez de Lejarza y Llano, al ser nombrado alcalde honorífico del concejo el 1 de enero de 1755. Este, miembro de una de las familias de más lustre del concejo de Galdames, había emigrado a América, como muchos en la época, a hacer fortuna.

El sistema electoral aplicado en Galdames durante el Antiguo Régimen se centraba principalmente en el reparto del poder para evitar el monopolio por parte de los integrantes de una ciertas familias de los cargos públicos  del municipio. De esta manera, las familias más importantes, agrupadas en los bandos oñacinos y gamboínos (misma distribución que encontramos en las Juntas de Gernika), tenían posibilidad de acceder al poder, evitando conflictos. 

La designación de los alcaldes correspondía, según el Fuero, al Señor de Bizkaia, quien vió en la venta del cargo a determinadas familias una manera de obtener ingresos. Con el tiempo los vecinos de los concejos entraron en estas pujas hasta lograr acceder a las elecciones, lo que llevó a que se regularan por razones geográficas, correspondiendo los cargos cada año a cada uno de los tercios o cuadrillas en que se dividía el valle (San Pedro de arriba, San Pedro de abajo, San Esteban de Galdames, Santiago de Loizaga y Santa María de Montellano). Esto no supuso un acceso de cualquier vecino a los cargos pues se establecieron algunas condiciones previas entre las que destacaba el disponer de determinados recursos económicos.

Este cambio probablemente coincide con el estreno de la cántara, que fue utilizada por primera vez en 1765.

Las elecciones se realizaban anualmente, el 1 de enero (en otro concejos era el 31 de diciembre). Los cargos escogidos eran el de alcalde, síndico procurador o regidor mayor y regidores capitulares. En primer lugar, antes de comenzar con la elección de los oficios concejiles se nombraba “por aclamazion unibersal” un alcalde y un procurador síndico de carácter honorífico. Por lo general, estos puestos honoríficos recaen en hijos del pueblo que habían prosperado en América o en Madrid, y estos,  a su vez, respondían con cartas de agradecimiento y algún regalo, como es este el caso de la cántara de Galdames.

En primer lugar, se introducía en la cántara los nombres de todos los presentes avecindados en el distrito, de donde la mano inocente de “un chico de tierna hedad” extraía tres: estos eran los electores. Tras jurar “en debida forma de derecho y bajo de el” proponían “sujetos ydoneos y capazes pa la obtenzion de dichos ofizios de arraigo calidades y zircunstanzias”. Es decir, no se nombra candidato a cualquier vecino, sino a aquellos que reunían ciertas cualidades: vecindad, mayoría de edad, saber leer y escribir, notoriedad, etc. Evidentemente, esto limitaba considerablemente el numero de potenciales ediles. 

A su vez, cada elector proponía un candidato, nombrando tres ediles nuevos. El primer nombre en salir de la cántara sería el alcalde durante todo el año siguiente, y los otros dos alcaldes suplentes. Después se repetía la operación para elegir al síndico y sus dos suplentes. Por último, a la hora de elegir los nuevos regidores capitulares era el regidor saliente quien nombraba tres candidatos para sucederle. 

Dimensiones: 27 cm x 19 cm

Técnica: Plata entallada al torno y repujada

Materiales y soporte: Plata

Proceso de creación: El cuerpo troncocónico está construido a partir de una chapa o lámina a la que se le ha dado forma sobre el tas o yunque del platero, para después refinarla en el torno. La tapa es de chapa repujada (martilleando el relieve por el reverso) y tiene soldado un remate abalaustrado trabajado a torno. Las asas son piezas fundidas a partir de moldes y después soldadas al cuerpo. La inscripción está grabada directamente con un buril, instrumento de acero punzante y corte muy fino. 

La pieza presenta las siguientes inscripciones. En el cuerpo, de manera abreviada, lo relativo al donante: Este Cantaro Remítio el S(eño)r D(o)n J(ose)ph Ant(oni)o M(a)r(ti)n(e)z de Lejarza y llano á El N(oble) Conzejo de Galdames p(a)ra Eleccíones de sus Justizías, Año De 1764

Posteriormente aparece el nombre del platero -P/Eguiarte-; el del funcionario que comprobaba la ley de la plata -M/Sancho-; y el escudo de la localidad donde se fabricó, en este caso Bilbao.

 

Estado de conservación: Gracias a las fabulosas propiedades que ofrece el material principal, la plata, la cántara se mantiene en un estado de conservación excelente. Tampoco presenta golpes ni arañazos de ningún tipo.

Más informacion:

https://www.enkarterrimuseoa.eus/EnkarterrietakoMuseoa/ficherospublicaciones/archivos/C%C3%A1ntara.pdf?hash=f684c93a4cf2d2bfd70c9e808e7b9880

 

Acceder a la galería