Museo de Las Encartaciones Logotipo Juntas Generales de Bizkaia

Mostrar

Patrimonio Conservado

Pinturas Murales de la Iglesia de Santa Cruz, Olabarrieta

Pinturas labarrieta

Autor: Desconocido

Cronología: Primer tercio del siglo XVIII. Estilo Barroco

Procedencia: Iglesia de Santa Cruz. Olabarrieta (Sopuerta). 

”Olabarrieta” es el topónimo medieval original recuperado actualmente. Aun así, el barrio, históricamente, aparece mencionado como “Labarrieta”. En el siglo XX la palabra se deforma aún más debido a la aparición de un nuevo poblado a media altura que acoge a los mineros que llegaron a trabajar a las minas de Alen. Este poblado también será nombrado como Labarrieta lo que lleva a los vecinos del entorno a denominar al conjunto de las dos aldeas como “Barrietas” o “Las Barrietas”, topónimo que aparece en la estación de ferrocarril que se sitúa en la cercanía de ambas.

Descripción: Las pinturas se situaban detrás del Retablo Mayor de la iglesia de Santa Cruz (Olabarrieta. Sopuerta), y salieron a la luz tras la retirada de éste de su lugar habitual. 

Debieron realizarse en la primera mitad del siglo XVIII momento en que, gracias al desarrollo económico de la época, la primitiva iglesia renacentista se amplía para acoger a la cada vez más abundante feligresía. Este tipo de ampliaciones son comunes en toda Bizkaia. 

Probablemente la feligresía agota sus recursos económicos, viéndose imposibilitada  para encargar retablos y amueblar la iglesia. Para solventar el problema encargan la elaboración de una pintura de la Santa Cruz y de los 12 pasos procesionales. Desconocemos el autor pero es probable que, por su sencillez, fuese alguien del propio grupo de canteros ya que hay unas similares en la ermita del Buen Suceso, en Orduña. Todo ello quedará tapado y olvidado cuando hacia 1760 se realice el Retablo Mayor y el resto del mobiliario.

Tema iconográfico: La obra contiene un dibujo de un Cristo crucificado y dos pasos procesionales que le acompañan (en las paredes de la iglesia podrían sobrevivir ocultos por el enfoscado el resto de pasos). La importancia de estas pinturas no radica tanto en su valor artístico pues son de carácter sencillo, sino por su valor histórico y patrimonial, lo que nos refleja un tipo de representaciones que debieron ser comunes en parroquias modestas de Bizkaia.

Dimensiones: El primero mide en torno a 122 cm x 144 cm y los dos siguientes 47 cm x 35 cm. 

Técnica: Pintura mural al fresco

Materiales y soporte: Mortero de cal y arena, mortero de cal y pigmentos

Proceso de creación: Se prepara un mortero de cal y arena (arriccio) y se aplica en la pared. Después, se aplica una segunda capa fina de mortero de cal (intonaco), y sobre esta, se calca la imagen a realizar y se aplican directamente los pigmentos disueltos en agua que se fijan en el mortero una vez que la capa se ha secado (este proceso se llama carbonatación).

Estado de conservaciónDebido a las inadecuadas condiciones de conservación en el lugar de origen de las pinturas, y con el objetivo de que no se perdieran definitivamente, estas procedieron a ser arrancadas de los muros de la Iglesia. La técnica utilizada fue el arrancado al stacco, arrancado de la película pictórica con el mortero (intonaco), y respetando así la textura original. Después, se consolidó la capa arrancada, y se reintegraron las lagunas existentes finalizando con una reintegración cromática para facilitar la lectura de la obra. Actualmente se encuentran expuestas en el Museo de las Encartaciones. La iglesia ha sido desacralizada y convertida en una vivienda lo que le ha salvado de arruinarse definitivamente y desaparecer.

 

Acceder a la galería

Audiovisual Pinturas Olabarrieta