Museo de Las Encartaciones Logotipo Juntas Generales de Bizkaia

Mostrar

Patrimonio y restauración

ADQUISICIÓN Y RESTAURACIÓN DE PATRIMONIO DE LAS ENCARTACIONES

Proyecto desarrollado por el Museo de Las Encartaciones y Juntas Generales de Bizkaia con el fin de adquirir y/o restaurar elementos patrimoniales procedentes de Las Encartaciones en todos sus ámbitos: patrimonio mueble, artístico, documental, etc…

Cuadro del barco “Arizona”

Cuadro que representa al barco Arizona, capitaneado por el el encartado Ángel de Balparda.

Aparece con la siguiente inscripción: "Barco Arizona al mando del Capt. Dn Ángel de Balparda, a la vista de Helgoland. 1864"

Como señala la inscripción debió realizarse en 1864. Está firmado por H. Jiborsen o Hiborsen (la firma aparece semiborrada).

Acceder a la galería

Cuadro-homenaje a don Manuel de Taramona y Sáinz, natural de La Herrera-Ijalde, Zalla

El Museo de Las Encartaciones y Juntas Generales de Bizkaia adquieren un nuevo elemento del patrimonio de Las Encartaciones.


Se trata de un documento realizado en 1899 por los vecinos de La Herrera-Ijalde (Zalla) en agradecimiento a uno de sus hijos predilectos, don Manuel de Taramona y Sáinz.
La obra parece estar realizada en dos momentos diferentes:
1. El elemento más antiguo es el documento, realizado sobre un material que pretende imitar un pergamino. En él aparece el texto de homenaje y las firmas de los vecinos que componían la Junta de Parroquia de La Herrera. Se debió realizar en 1899:
En el lugar de La Herrera del concejo de Zalla a doce de julio de mil ochocientos noventa y nueve, reunidos todos los vecinos, acordaron por unanimidad rendir homenaje de gratitud y reconocimiento al hijo predilecto de este lugar don Manuel de Taramona y Sáinz por los muy especiales favores que de su inquebrantable amor tiene recibidos. Ypara hacerlo constar, firma la presenta acta en representación del vecindario, la Junta de Fábrica de la Herrera: Bernardo Bustillo, Eugenio Murga y Ochoa, Manuel Sáinz, Pedro Sáinz, J. García, José de Acasuso, firma ilegible*.
2. Este documento -recortado- debió ser recolocado posteriormente en el cuadro que hoy vemos. El fondo y el marco son, por tanto, obras posteriores que buscan darle una mayor presencia al homenaje. Para ello se colocó un papel blanco de fondo con una serie de dibujos y dos fotografías en blanco y negro, una de la iglesia de La Herrera y otra del cementerio. En el centro se pegó el documento-homenaje.
3. Este “collage” fue enmarcado por un excelente marco de madera que incluye tallas de un ángel con flor, plantas y flores así como diversos motivos geométricos.

El documento original se realizó en 1899 aunque desconocemos el autor.
Los dibujos que lo envuelven así como el marco debieron ser realizados por el escultor bilbaíno José Larrea. Su firma J Larrea aparece en el papel blanco que envuelve el documento-homenaje.
La fecha en que realizó el marco nos es desconocida pero, a tenor de las fechas de nacimiento y muerte del autor (1890-1976) y lo moderno de las fotos, podríamos considerar que se realizaría en la primera mitad del siglo XX.

Acceder a la galería

Exvoto de la Iglesia de La Visitación (La Herrera/Ijalde-Zalla): Fragata “Bilbaina”

Se trata del exvoto procedente de la iglesia de La Visitación de Nuestra Señora del barrio de La Herrera-Ijalde, en Zalla. Propiedad del Obispado de Bilbao ha sido cedido temporalmente al Museo de Las Encartaciones para formar parte de su exposición permanente.

Esta cesión ha sido posible gracias al acuerdo firmado por una parte por el Obispado de Bilbao y el Museo Diocesano de Arte Sacro y por otra por Juntas Generales de Bizkaia y el Museo de Las Encartaciones.

El exvoto consiste en una estupenda recreación a escala del barco denominado “Bilbaina”. Quizás se trate la fragata de nombre “Bilbaina” que encontramos documentada en 1815, siendo capitán de la misma Antonio del Casal, probablemente natural de Santurtzi. La actual iglesia se levantó en 1822 gracias a un legado de 100.000 reales de don Joaquín de Labarrieta y a un legado de 64.000 reales de don Joaquín de Villaurrutia, ambos vecinos de Zalla

Cuadro del Comandante General de Las Encartaciones, Cástor de Andéchaga

Cuadro póstumo del general carlista Cástor de Andetxaga, nacido en Gordexola el 28 de marzo de 1801. Fue uno de los caudillos carlistas más famosos durante las Guerras Carlistas, llegando a ser Comandante General de Las Encartaciones. Murió en el alto de Las Muñecas (Sopuerta) de un balazo en 29 de abril de 1874, con 71 años de edad.

La restauración ha permitido sacar a la luz la firma y el año de realización: Lecuona 1878.

Se trata, sin duda de Antonio María de Lecuona Echániz (Tolosa, 1831-Ondarroa, 1907) que, durante la última guerra carlista, fue nombrado pintor de cámara del pretendiente al trono Carlos VII. En esa época realizaría numerosos retratos y tomaría abundantes apuntes, algunos de los cuales le sirvieron para realizar el retrato de Cástor de Andechaga, cuatro años después de su muerte, en 1878, y finalizadas ya las guerras carlistas.

Fue un pintor prolífico. Vivió durante años en Madrid donde ejerció de dibujante científico en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid, obteniendo diversos premios. Allí abrió un taller propio en 1856 que cerró para inaugurar uno nuevo en Bilbao en 1872. Fue maestro de personajes como Adolgo Guiar, Manuel Losada, Gustavo de Maeztu y Paco Durrio.

Boceto del monumento a Antonio Trueba. Obra de Mariano Benlliure. 1894

El Museo de Las Encartaciones y Juntas Generales de Bizkaia restauran un nuevo elemento del patrimonio de Las Encartaciones.
Se trata del boceto que sirvió de base a la construcción del monumento al poeta Antonio Trueba, situado en los Jardines de Albia de Bilbao. El autor del boceto y de la escultura fue Mariano Benlliure, reconocido escultor de finales del siglo XIX y principios del XX.

El homenajeado. Antonio de Trueba:
Antonio Trueba nació en Galdames en 1819 en el seno de una familia humilde aunque residió en Sopuerta gran parte de su juventud. Con 15 años marchó a Madrid donde comienza a formarse literariamente leyendo a escritores románticos españoles. En 1851 comienza a publicar sus primeras obras. En 1862 es nombrado archivero y cronista del Señorío de Vizcaya, se instala en Bilbao donde muere en 1889.
La fama y el prestigio alcanzados por Antonio Trueba con sus obras motiva que al poco de fallecer, la Diputación vizcaína destinara un dinero que sirvió para encabezar una suscripción pública para eregir un monumento conmemorativo en memoria del escritor, en la actual plaza Jardines de Albia.

El monumento a Antonio de Trueba:
En opinión de Maite Paliza Monduate el monumento a Antonio de Trueba pasa por ser la primera obra de la escultura conmemorativa española del siglo XIX, que adoptó la solución de efigiar al homenajeado sentado relajadamente en un banco de un parque público, como si hubiera sido observado y captado por sorpresa.

El boceto y su autor. Mariano Benlliure
Este boceto se encuentra en el Museo de Las Encartaciones. Está elaborado en yeso y pintado en color bronce. Sus medidas son: 28x16x12cm.
Según Maite Paliza, Mariano Benlliure “sobre el que en principio había recaído la responsabilidad del diseño global de la obra, incluido el basamento, sólo elaboró el boceto de la estatua propiamente dicha, que presupuestó en 15.000pts. El escultor ultimó esta obra durante una estancia en Valencia en el verano y los comienzos del otoño de 1894.”.

Acceder a la galería